José

LOPEZ MARCOS

BIOGRAFIA

“ PARA MI, CREAR UNA PIEZA DE ARTE NO ES EN ABSOLUTO

UNA LABOR ORDINARIA, SINO UNA PASIÓN QUE REQUIERE TODO MI SER ”

Ultimo día en el Taller de Cerámica Experimental junto al Profesor Alberto Díaz de Cossío (derecha), Ciudad de México

“ Nací en España en 1968, aunque inmediatamente después mis padres se trasladaron a Suiza, donde pasaría parte de mi infancia. Desde entonces he estado trasladando mi casa y mi estudio alrededor el mundo incansablemente. Por ello siempre he pensado que el haber vivido en diferentes países y continentes me ha permitido experimentar muy variadas culturas y ello a su vez ha influido profundamente en mi talento como artista plástico ”.

Amarrando nuestro barco tras días navegando sobre el mar de Flores, Indonesia

Aprendiendo en el Templo Wat Arun de sus vidrios coloreados y porcelana china, Bangkok Tailandia

Según cuentan mis padres, a la temprana edad de tres años, me encontraron decorando las paredes de su dormitorio con numerosos dibujos, sin duda fue un espectacular inicio como artista además de mi primera obra a gran escala. Desafortunadamente, nuestro casero no estuvo nada de acuerdo con ello, por lo que mis padres tuvieron que limpiar las paredes haciendo desaparecer todos mis dibujos, quizás fue demasiado ambicioso por mi parte… o puede que no. Aunque desde entonces, no he parado de desarrollar mi talento como artista.

 

Nunca he recibido formación artística alguna, ya que nunca la necesité como tal. Cientos de libros sobre arte me ayudaron a desarrollar mis habilidades como artista. Junto al innato talento el trabajo duro es la clave para alcanzar el éxito, por ello a lo largo de mi vida he aplicado una simple pero muy efectiva regla de oro “para llegar a ser un maestro es necesario crear muchísimas obras, tantas como sea capaz de crear, e incluso cuando me sienta demasiado cansado para hacerlo, no fallecer en el intento y continuar creando”. Todavía no he llegado ha alcanzar el grado de maestro, pero cada día estoy más cerca de conseguirlo.

 

Como artista occidental soy heredero de una rica tradición cultural. Aunque esto sea de un gran valor, no es suficiente para mi. Siento la irresistible necesidad de conocer más acerca de otros movimientos artísticos alrededor de todo el mundo. Este sentimiento me empujo a vivir y viajar por el Sudeste Asiático. Fué justo en aquel momento cuando la milenaria tradición cerámica desarrollada en el Lejano Oriente, atrapó todo mi ser. Aquel excitante tiempo fue de grán importancia para mi, allí aprendí en detalle todas aquellas ancestrales técnicas ceramicas, desde China hasta Japón. Tiempo mas tarde, trasladé mi estudio y hogar a México, donde explorar las increibles artes cerámicas en las culturas pre-colombinas. En Mexico tuve la gran fortuna de conocer al Profesor Alberto Díaz de Cossío, uno de los más importantes Maestros ceramistas en América Latina, y así en El Taller de Cerámica Experimental y junto al "Maestro" aprendí cada una de las técnicas que engloban la cerámica, desde el tradicional modelado a mano hasta la química.

 

Cada uno de los conocimientos que adquirí alrededor del mundo me empujaron hacia caminos mas allá de lo que yo nunca hubiera imaginado en el inmenso arte cerámico. Por supuesto, fue esta una dura labor de experimentación, con diferentes medios y técnicas, hasta lograr alcanzar con cada uno de los trabajos una OBRA DE ARTE. Desde entonces, he creado un gran número de piezas cerámicas. Ahora tiempo después, sigo experimentando con nuevos medios e investigando sobre nuevas pastas y esmaltes, un trabajo que me lleva a descubrir insospechables nuevos caminos creativos en el arte de la cerámica.

Copyright © Lopez Marcos. Todos los derechos reservados.